Principales causas de la enuresis nocturna

 

 

La enuresis nocturna, incapacidad de retener la orina por la noche, no tiene un origen único sino que son varios los factores causantes de esta incontinencia infantil. Entre ellos cabe destacar los siguientes:

– Retraso madurativo. Hasta que los esfínteres no maduren el niño será incapaz de controlar la micción. Un mal aprendizaje o un retardo neurofisiológico puede ser la causa de la incontinencia.

– Factor anatómico. Muchos niños que padecen enuresis presentan una vejiga pequeña, lo que les impide almacenar toda la orina que se produce por la noche.

– Alteración de los niveles de la hormona antidiurética (ADH). Puede ocurrir que debido a una deficiencia de esta hormona, encargada de reducir la secreción de orina por la noche, la producción de ésta aumente y como consecuencia se dé un episodio enurético.

– Circunstancias psicológicas. Esta suele ser la causa más habitual en enuresis secundarias. Como consecuencia de alteraciones o impactos emocionales (fallecimiento de familiar, llegada de un hermanito, divorcios, etc.), el niño puede mojar la cama. Generalmente en estos casos el niño ya controlaba sus esfínteres, pero un episodio de estrés, origina una regresión que provoca que vuelva a orinarse durante la noche.

– Factores genéticos. Parece estar claro el papel que juegan los antecedentes familiares en estos casos. La incidencia de la enuresis en niños cuyos padres padecieron enuresis es de un 75%.

– Causas patológicas. La enuresis también puede ser parte de la sintomatología de una patología, como una infección de orina, diabetes, obstrucción uretral, uréter ectópico, etc.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*