Los juegos tradicionales, nuevamente de moda

Inmersos en un mundo tecnológico, rodeados de tablets, smartphones, ordenadores, consolas…. los niños de hoy en día parecen haber olvidado que existe otra forma de jugar y que fue la que utilizaron sus padres e incluso sus abuelos. Es hora de revisar los hábitos de juego de los más pequeños, o al menos esa es la premisa de ciertas corrientes que abogan por volver a lo tradicional: al juego en la calle, en grupo, más físico que mental y, por supuesto, con un índice de diversión y competitividad óptimos para los niños que día a día se recluyen, y cada vez más, en la solitaria y pasiva tecnología punta.

Repasemos algunas de las opciones que, con total seguridad, conocemos más nosotros que nuestros hijos. ¿Jugamos?

PEONZA

O trompo, como es denominado en muchos lugares. La tradicional de madera ha dado paso al “trompo” más sofisticado, de plástico y vivos colores, en ocasiones incluyendo luces que se activan con el movimiento. Para los menos hábiles o los que se están iniciando, hay modelos que incluyen un dispositivo para facilitar que gire sin tener que ser muy experto a la hora de tirarla al suelo… pero esto resta tesón a la hora de poder conseguir logros en este juego. Se ha puesto tan de moda que existen campeonatos abiertos en plazas de algunas ciudades, fomentados por casas que comercializan estas peonzas, para que los niños y niñas puedan demostrar sus habilidades compitiendo con otros jóvenes de su barrio.

FÚTBOL CHAPA

Versión futbolera de las tradicionales chapas de toda la vida que incluye unas porterías diseñadas ad-hoc para este juego que está causando tanto furor en algunos centros escolares, que incluso lo están incorporando como actividades puntuales en la que compiten alumnos de todos los cursos de primaria. Los críos, como antaño, han de tirarse al suelo, cosa que parece haber caído en desuso en los últimos tiempos a la hora de jugar entre pequeños. ¡Ensuciarse es divertido jugando con los amigos!

DIÁBOLO

Juego muy popular hace años. Se tiene que jugar al aire libre, pues consiste en hacer malabarismos en el aire con este juguete que requiere constancia, tesón, paciencia, práctica y habilidad a partes iguales. Es decir, esfuerzo. Y qué mejor forma de inculcar estos valores en los niños de hoy en día que compartiendo con ellos tiempo, campo y diábolo, creando verdaderas competiciones en familia. Fomentado sobre todo por algunos modernos espectáculos circenses donde los malabaristas lo han incorporado de modo asombroso, para algunas personas es un recuerdo asociado a su infancia, y no una novedad como lo es para nuestros hijos.

logo-vcth-png-hd-blog-9

Las vacaciones para singles con niños son una magnífica experiencia que tiene un gran impacto para la educación de los peques, que descubren diferentes lugares al mismo tiempo que les permite vivir grandes aventuras con los adultos. Además, los viajes para familias monoparentales ofrecen la posibilidad de ampliar el círculo de amistades de una manera agradable. A los peques, les invita a ser flexibles, adaptables y crea experiencias inolvidables. Los viajes para singles con niños aportan beneficios para desarrollarse social y emocionalmente, y les genera una nueva actitud ante la vida y hacia los demás. Disfruta de los mejores viajes para singles con hijos que surgen de nuestra experiencia como familia monoparental, de la necesidad de disfrutar de las vacaciones monoparentales y el tiempo de ocio como una vivencia entre familias en la misma situación, en la que tanto niños como adultos nos sintamos participantes de un gran grupo de nuevos amigos.

viajes monoparentales con hijos | viajes familias monoparentales ofertas | vacaciones familias monoparentales