Viajes para familias monoparentales


vacaciones_monoparentales_012

En muchas ocasiones hemos reflexionado que las películas de Disney tenían el talento de idear mundos mágicos poco alcanzables en la realidad. Sin embargo, tras el castillo de la bella y la Bestia, el reino de Arendelle en Frozen o las Cataratas Paraíso de Up, existen 10 lugares de la tierra que aparecen en películas de Disney y que se transforman en perfectos destinos para unas vacaciones monoparentales. Sitios que han atraído a numerosos creativos que han modificado a su manera, sin perder la belleza original, algunos de los rincones más impresionantes del mundo.

Francia, Château de Chambord – La Bella y la Bestia (1991)

Aprovechando el origen francés del célebre cuento de La Bella y la Bestia, el grupo Disney se trasladó a las hermosas tierras de los Castillos del Loira para diseñar el espectacular castillo de la Bestia en la película. Uno de los más inspiradores es, sin duda, este Château de Chambord que el creativo Glen Keane divisó entre la niebla una mañana a finales de los ochenta.

África, Kenya – El Rey León (1994)

Aunque la roca del Rey León fuera hecha en Burbank, la zona de Samburu en Kenya fue una de las grandes inspiraciones para realizar la sabana africana, su variedad de animales o iconos como el Monte Kilimanjaro, el cual se ve durante unos segundos al principio de la película. 

Alemania, Neuschwanstein – La Bella Durmiente (1959)

Igualmente conocido como Castillo del Rey Loco, este lugar de ensueño situado entre bosques y montañas, fue la residencia de Luis II de Baviera, un rey avanzado a su época, el cual implantó la primera línea de teléfono entre tan barrocos armazones y que, después de suicidarse, quedaron en el olvido durante medio siglo. En los años 50, Disney se inspiró en Neuschwanstein para crear el castillo de La Bella Durmiente y, por lo tanto, de los grandes iconos de sus parques temáticos.

China, La Ciudad Prohibida – Mulan (1998)

Disney nos embruja cuando se vuelve exótico, y Mulán es uno de sus mejores ejemplos. Típicas viviendas chinas y cerezos en flor, pero especialmente, la Ciudad Prohibida que hace de Palacio Real en la película y para el que se usó un programa informático que diseñó a los más de 3.000 colaboradores de la película. Uno de los monumentos más característicos de Pekín y que, en Mulán, pudimos observar en todo su auge.

India, Mahabalipuram – El Libro de la Selva (1967)

La ilustre adaptación del libro de la Rudyard Kipling tenía ese gracioso momento en el que el niño Mogwli era raptado por el Rey Louie y encarcelado en unas antiguas ruinas indias. Si investigamos, encontramos que tales indicios se asemejan mucho a los templos de la antigua ciudad de Mahalipuram, en Chennai, elegida Patrimonio de la Unesco en 1994.

Noruega, Sognefjord – Frozen (2013)

Arendelle, el reino presidido por la reina Elsa en Frozen, el último triunfo de la factoría Disney, se originó de los geniales paisajes noruegos. Después del estreno de la película, el turismo se ha incrementado en zonas como la Fortaleza Akershus, en Oslo, el fiordo Sognefjord o los páramos nevados de Røros y se han convertido en un destino fundamental para los viajes monoparentales que llegan a este lejano lugar del norte de Europa buscando al muñeco de nieve Olaf o a las hermanas más entrañables de Disney.

Irán, Isfahan – Aladdin (1992)

El reconocido narrador de la película decía que los restos de Agrabah reposaban en algún lugar en el río Jordán, aunque el encargado de la película, Rasoul Azadani, aseguró inspirarse en la plaza de Isfahan, donde nació, en Irán. Además, el panteón indio del Taj Mahal también nos trae a la memoria, irremediablemente, al Palacio del Sultán en el célebre clásico de la productora.

Francia, Mont Sant Michel – Enredados (2010)

Teniendo en cuenta la imparcialidad europea de algunos escenarios de Disney, el conocido reino que Rapunzel buscaba durante toda la película era, seguro, el Monte Saint Michel, en Normandía. Un curioso objetivo en que las mareas se alzan dos veces diarias obstaculizando la entrada hacia esta abadía. Si encima liberamos farolillos asiáticos, la película Enredados se convierte en la oferta de viaje monoparental imprescindible en unas vacaciones monoparentales.

Venezuela, Salto del Ángel – Up (2009)

Todo el mundo quiso volar con Carl y Russell a través del mundo en el interior de esa casa tirada por mil globos hasta llegar a las exóticas Cataratas Paraíso, paraje inspirado personalmente por la caída más grande de agua del planeta, El Salto del Ángel. Estas cataratas constituyen uno de los destinos más bellos del mundo, resguardado entre selvas tropicales y creaciones rocosas designadas como “tepuys”.

Pacífico Sur, Samoa – Moana (2016)

La siguiente producción de Disney será en la polinesia y la princesa se llamará Moana. De este modo, os anticipamos que las islas del Pacífico Sur, en particular Samoa, han servido de inspiración para los directores John Muskers y Ron Clements. La película liberará toda su artillería de majestuosos volcanes, fábulas de la particular cultura maorí y los afamados “tikis” tan pródigos en el exótico Pacífico.

Viajacontuhijo.com – Vacaciones para familias monoparentales donde encontrarás programas turísticos específicamente diseñados para nuestros hijos, con atención especial a singles con niños, en donde los más pequeños podrán disfrutar de la compañía de otros peques y compartir juegos, mientras que los adultos tienen la posibilidad de ampliar su círculo de amistades y disfrutar de los mejores destinos. Viajes singles con hijos en turismo rural, playa, montaña, parques temáticos y grandes viajes. Nos apasiona viajar sólo con niños y te ofrecemos la mejor programación para singles con hijos con la garantía técnica de Catai Tours.

agencia de viajes monoparental | ofertas viajes monoparentales | viajes monoparentales